12 junio, 2017

María Mérida

María Medina

Considerada la voz más representativa de Canarias, María Mérida es también una de las cantantes más celebradas fuera y dentro de las Islas. María Mérida Pérez nació en Valverde en la Isla El Hierro.

Su infancia es la de una niña que gustaba de recorrer los senderos de la isla del Garoé y ponerse a cantar a los pies de los árboles.. A los doce ya había ganado su primer concurso de folías. Años más tarde, María Mérida viajó a Madrid, donde obtuvo un clamoroso éxitos en los teatros Español y María Guerrero.

Al mismo tiempo, comienza a realizar colaboraciones en Radio Nacional de España, Radio Madrid y Radio Intercontinental. En la primera de dichas emisoras trabajó durante siete años en un programa que se emitía para toda América Latina y cuya grabación se realizaba en horas de madrugada.

En esas horas tempranas tuvo ocasión de conocer a Lola Flores, Marujita Díaz, Carmen Morell, Pepe Blanco, Nati Mistral y Ava Gardner, entre otros famosos actores y cantantes. En Madrid fundó también el Hogar Canario y cantó para los emigrantes españoles en América a través de las ondas. María Mérida fue la primera mujer canaria en grabar un disco e hizo famoso El “Palmero sube a la Palma”.

Estudió canto con Lola Rodríguez de Ara, prestigiosa profesora del Conservatorio de Madrid, pero abandonó la carrera de cantante lírica (su registro era el de contralto dramática) para dedicarse al cancionero de su tierra natal. En una época en la que la movilidad era más limitada, la cantante herreña hizo giras con el famoso bailarín El Greco y realizó numerosos viajes por el mundo. Pasó una larga temporada en Hollywood, donde entabló amistad con actores como Danny Kaye y Gilbert Roland.

También intimó con la gran actriz Ruth Roman, en cuya casa se alojó. No fueron los únicos en preciarse de su amistad, compartida a lo largo del tiempo por cantantes como Miguel Aceves Mejías, Alfredo Kraus, Amalia Rodríguez, María Dolores Pradera y la fallecida soprano Victoria de los Ángeles.

Escenarios de los mejores teatros de los cinco continentes han sido testigos del arte de María Mérida, quien asimismo se incorporó a los elencos de la Antología de la Zarzuela, dirigida por José Tamayo. El Hierro, a través de su Cabildo, le concedió el Garoé de Oro y el título de Hija Predilecta.

En sus vitrinas también luce el Premio Canarias. Sensible a los embates de la vida, que ha sufrido en carne propia, María Mérida ha aliviado a lo largo de su vida a personas necesitadas o emigrantes, que encontraron consuelo en su voz.

En los últimos tiempos ha colaborado con el Cabildo herreño en la divulgación de la música popular canaria entre los mayores y los grupos folclóricos de la Isla, que se han beneficiado de su magisterio artístico y humano